William David COOLIDGE

Ingeniero y físico estadounidense (Hudson,1873- Schenectady,1975) conocido por la fabricación del tubo de rayos X que hoy lleva su nombre, y que en 1913 representó una revolución en el campo de la radiología y de la medicina.

Estudió en el Instituto Tecnológico Massachusetts de Cambridge y en la Universidad de Leipzig. Fue profesor del citado Instituto y en 1905 obtuvo una plaza en el laboratorio de la compañía General Eléctric, puesto que se le aseguró que podría dedicar todo el tiempo que considerase oportuno a investigar sobre medidas de conductividad, campo de su interés en el Instituto Tecnológico.

Aquí trabajó en la sustitución de los débiles filamentos de carbono por los filamentos de tungsteno en las bombillas de luz eléctrica, que la compañía comercializó, al igual que, posteriormente, los tubos de Coolidge de rayos X. Desarrolló una forma de tungsteno flexible, que denominó dúctil. Los filamentos de tungsteno se extendieron rápidamente en el uso de bombillas, lámparas de radio y otros aparatos. Con ellos las bombillas duraban mucho más tiempo.

El tungsteno fue también el metal protagonista en el desarrollo del tubo de rayos X. Coolidge empleó un bloque de este metal como ánodo en un tubo de rayos catódicos para producir rayos X, lo que aumentó su eficacia, constituyendo un gran avance respecto a los primitivos tubos de Crookes. Este invento permitió la utilización de los rayos X más allá del propio laboratorio de física, encontrando así verdadera aplicación en el campo de la industria (en el área de controles de calidad), la medicina (con fines diagnósticos y en el tratamiento del cáncer) y en la odontología.

En 1917, durante la Primera Guerra Mundial, desarrolló un generador portátil de rayos X y en 1924 presentó un tubo de rayos inmerso en aceite que podía ser manipulado sin riesgo. Cuatro años después aumentó su contribución mediante la explicación del efecto de enfriamiento catódico, que limita el voltaje a utilizar en un tubo dado.En 1932 se convirtió en el director del laboratorio de investigación de la compañía General Eléctric y, en 1940, en vicepresidente y director de investigación para dicha compañía. En el curso de la Segunda Guerra Mundial estudió el valor del uranio para uso militar, estando involucrado en el desarrollo de la bomba atómica. A lo largo de su vida llegó a patentar 83 inventos.Entre los galardones que se le concedieron cabe destacar la Medalla Edison, la Medalla Faraday de la Institution of Electrical Engineers de Inglaterra, y la Medalla Duddell de la Physical Society de Inglaterra.