Helen Carty

Radióloga irlandesa (1944, Dungarvan - 2017, Liverpool, Reino Unido) líder mundial en radiología pediátrica, considerada una de las máximas autoridades en el diagnóstico por imagen del abuso infantil.

Aunque desarrolló la mayor parte de su carrera en el Reino Unido su corazón siempre estuvo unido a su país de nacimiento. Graduada en Medicina por el University College de Dublín en 1967, llevó a cabo sus prácticas clínicas en el Mater Hospital de esta ciudad, para cursar ulteriormente la especialidad de radiología en el Saint Thomas´ Hospital de Londres.

En 1974, tras obtener un fellowship del Royal College of Radiologist, fue nombrada radióloga consultora en el Royal Liverpool Chidren´s National Health Service, Alder Hey, y directora de los servicios radiológicos en 1977, cargo que desempeñó durante 27 años.

Pionera en las técnicas intervencionistas pediátricas, introdujo estos procedimientos en el Alder Hey como alternativa terapéutica guiada mediante técnicas de imagen a la cirugía abierta, destacando entre ellos la inyección esclerosante de los quistes óseos aneurismáticos, entidad poco frecuente pero dolorosa en la que este proceder resultó muy efectivo reduciendo significativamente la estancia hospitalaria.

La primera unidad de tomografía computarizada de que dispuso el Alder Hey fue adquirida a través de una suscripción pública que recolectó la cifra de 1.25 millones de libras (1.48 millones de euros), siendo la Dra Carty la que, entre 1984 y 1987, lideró este llamamiento para conseguir fondos destinados a la adquisición del aparato.

En 1996 alcanzó el rango de profesora de radiología pediátrica en la Universidad de Liverpool, posición que mantuvo hasta su jubilación en 2004.

Consejera de la Oficina de Asuntos Médicos del Reino Unido entre 1995 y 1998, Directora por un periodo de cuatro años del Royal College of Radiology, contribuyó sobremanera al desarrollo de la radiología europea, participando ininterrumpidamente como docente en las sesiones del Congreso Europeo de Radiología desde 1991 hasta su jubilación, siendo presidenta del mismo en 2004 y recibiendo la medalla de oro del Congreso en 2009.

Profesora visitante en diversas universidades de todo el mundo, con especial interés en las lesiones no accidentales en pediatría, publicó 155 artículos en revistas de factor impacto y 16 capítulos de libro. Fue editora jefe de seis libros, entre ellos Imaging Chidren, un textbook de dos tomos considerado en su momento como el mejor compendio de radiología pediátrica.

Miembro honorario de la Sociedad Europea de Radiología Pediátrica, de la Sociedad Radiológica de Norteamérica (RSNA) y del Consejo Nacional de la Sociedad para la Prevención de la Crueldad en la Infancia, fellow honorario del Royal College of Pediatrics y del Royal College of Physicians de Londres, recibió el premio de la Asociación de Mujeres Radiólogas de Norteamérica en 2004.

Se retiró de su actividad profesional el mismo día que su marido, con objeto de disfrutar de sus aficiones comunes: música, lectura, pesca y sobre todo dedicar tiempo a sus hijos y amigos de toda la vida. Enamorada de la naturaleza y de la fotografía, la observación de las aves en la región de Burren, al sudoeste de Irlanda, constituía uno de sus pasatiempos preferidos.

La Dra. Helen Carty queda para la posteridad como un ejemplo de mujer comprometida con la protección de la infancia y con su profesión.