Felice PERUSSIA

Médico y académico italiano (Milán, 1885-1959), obtuvo la primera cátedra de radiología en Italia, siendo fundador de la Sociedad Italiana de Radiología Médica.

Aunque se considera que el primer radiólogo italiano fue Domenico D’Arman, que ya en diciembre de 1895, apenas tuvo noticia del descubrimiento de Roentgen, inició en su gabinete privado sus experiencias en el campo de la radiología, a Felice Perussia se le considera el padre de la radiología en Lombardía, región de Italia septentrional, en cuya capital Milán desarrolló su carrera.

Hijo de Augusto Perussia, ferviente socialista, se laureó en medicina en la Universidad de Pavía, cercana a Milán, donde conoció a su futura esposa, Emma Maggi, una de las pocas mujeres graduadas en medicina durante los primeros años del siglo XX.

Docente de Patología Médica y profesor de Radiología, obtuvo en 1913 la primera cátedra de esta disciplina en su país.

Director del Instituto Nacional para Estudio y Tratamiento de Tumores, con sede en Milán, convirtió este centro en punto de referencia europeo en el campo de la oncología, al que numerosos especialistas se desplazaban para aprender los principios del diagnóstico y tratamiento radiológicos de los distintos tipos de tumores.

Adelantado a su tiempo, ya en aquella época Perussia consideraba el “problema del cáncer no tanto un problema de experimentación y de aplicación clínica, sino como un problema humano y social”.

El prestigio académico y científico de esta institución ha perdurado hasta nuestros días.

Fue el primer rector por elección, tras la guerra y la liberación, en 1945, de la Universitá degli Studi de Milán, reinstaurando, aun por poco tiempo, la tradición de los rectores médicos de esta institución, a la que potenció y engrandeció, siendo fundamental su contribución para adaptarla, mediante los cambios necesarios, a los nuevos tiempos, tras el conflicto bélico.

Fue el principal promotor de la creación en 1913 de la SIRM (Società Italiana de Radiología Medica), fundador en 1914 de la revista “La Radiología Medica”, órgano de expresión de dicha sociedad, la primera revista italiana que publicó contribuciones científicas originales sobre temas radiológicos, sucediéndole como editores de la misma radiólogos de la talla de Arduino Ratti, Aldo Perussia y Lucio Di Gugliemo.

En su memoria se instituyó el premio “Felice Perussia” para la mejor tesis de especialización en Medicina Nuclear y Radiología.