César COMAS LLABERIA

Médico español (Barcelona, 1874-1956) considerado como el introductor de la radiología en España.

Cuando Roentgen en diciembre de 1895 comunica su revolucionario descubrimiento, César Comas se encontraba estudiando el último curso de la carrera de medicina y además desarrollaba el cargo de fotógrafo de la Facultad; enterado de ese descubrimiento quiso comprobar la acción fotográfica de los rayos X.

El catedrático de Física, D. Tomás Escriche le permitió disponer de un tubo de Crookes de la colección del Gabinete de Física y el catedrático de Análisis Químicos, D. José Casares, le permitió accionar dicho tubo con el carrete de inducción de que disponía en su laboratorio de la Facultad de Farmacia.

El 2 de febrero de 1896 efectuó sus primeros experimentos en el laboratorio de Farmacia, intentó impresionar una placa radiográfica sobre la que se había colocado una caja de madera que contenía pequeñas pesas de latón, siendo considerada ésta la primera imagen radiográfica realizada en el estado español, y pese a sus imperfecciones la que marca el comienzo de la técnica radiológica en España. Posteriormente estos experimentos, por deseo expreso del decano, se realizaron en la Facultad de Medicina, obteniendo Comas varias radiografías de las estructuras óseas de piezas anatómicas de poco grosor, que se consideran las primeras imágenes con carácter diagnóstico obtenidas en nuestro país.

Comas da a conocer los resultados de sus experiencias el 24 de febrero de 1896 en la Academia de Ciencias y Artes, en lo que se convirtió en la primera sesión de rayos X llevada a cabo en España.

Cuando terminó su carrera universitaria el Dr. Comas inauguró, junto con su primo el Dr. Agustín Prió Llaberia, en abril de 1898, un Gabinete de Roentgenología en Barcelona, cuyas instalaciones estuvieron siempre a disposición de los hospitales, que por aquel entonces aún no tenían instalaciones propias de radiología. A partir de entonces todos los trabajos radiográficos estuvieron firmados por los dos primos Comas y Prió.

Comas siguió con entusiasmo los progresos de la naciente especialidad: asistió a la Exposición de París en 1900, él y su primo fueron los dos únicos españoles que participaron en el Congreso Roentgen de Dublín en 1905, que conmemoraba el decenio del descubrimiento. En el Congreso de Electrología y Radiología Médicas de Barcelona en 1910 dejó constancia fotográfica de distintas sesiones operatorias con rayos X. Junto con el Dr. Prió colaboró en numerosas publicaciones sobre la utilidad de los rayos Roentgen con fines diagnósticos y terapéuticos.

Conscientes de los posibles efectos nocivos de los rayos X, los dos socios convinieron que el Dr. Comas utilizaría siempre la misma mano, la izquierda, para las manipulaciones tras la pantalla radioscópica, mientras que el Dr. Prió utilizaría la derecha. Al cabo de los años el Dr. Prió desarrollo un epitelioma en su mano derecha, por lo que le fue amputado el brazo, falleciendo en 1929. El Dr. Comas sufrió dolencias parecidas en la mano izquierda, debiéndosele de amputar el brazo en 1935, al año siguiente le practicaron un vaciamiento axilar. Murió en 1956 a la edad de 82 años.